Ps. Mauricio Reyes

Home / Ps. Mauricio Reyes

Ps. Mauricio Reyes

Titulado como Psicólogo Clínico de la Universidad Gabriela Mistral con 17 años de experiencia profesional en la atención de pacientes adolescentes y adultos. Postítulo en Terapia Focal Psicoanalítica de la Corporación Salvador de la Universidad de Chile, además de un diplomado en interpretación del test de Rorschach (Prueba fundamental de Diagnóstico Clínico). Actualmente me desempeño como Psicólogo Clínico en la Clínica Quilín de la Universidad de Chile y en consulta particular, siempre con pacientes adolescentes y adultos. Me formé como terapeuta de orientación psicodinámica con terapias focalizadas de duración por lo general no mayor a un año y con técnicas adicionales cuando se requiere como; manejo cognitivo conductual o sistémico.

Comencé mi formación como terapeuta en la Clínica Psiquiátrica Universitaria de la Universidad de Chile en la Unidad de Enlace (Terapia de pacientes críticos) y en la Unidad de Trastornos de Personalidad, con apoyo de un equipo multidisciplinario del staff médico. Adicionalmente, me desempeñé por seis años como psicólogo del Colegio Apoquindo desde VII Básico a IV E. Media. Paralelamente me desempeñé como Profesor Ayudante en la misma clínica (alumnos de Medicina y Psicología) para posteriormente derivar al átrea docente de otras instituciones como Universidad Central, Universidad Andrés Bello y Universidad Diego Portales.

Considero después de la experiencia que uno va incorporando a través de los años, que la psicoterapia puede transformarse en una gran herramienta para afrontar nuevos desafíos personales y no solamente para aliviar síntomas o superar ciertos conflictos. Nuestro gran capital está en nosotros mismos; tenemos que descubrir para trabajar terapéuticamente nuestro potencial en términos de recursos mentales que pueden hacer la gran diferencia para tener una mejor calidad de vida.

Reserva tu hora con el Ps. Mauricio Reyes aquí

Powered by Reservo

¿Alguna vez te hiciste estas preguntas? … ¡Aquí puedes encontrar las respuestas!

Es muy común confundirlas ya que se relacionan pero no son lo mismo. La tristeza, es una emoción básica y natural que se manifiesta cuando se produce la pérdida de algo importante. En cambio, la depresión es un trastorno del ánimo que se caracteriza, entre otros síntomas, por una emoción de tristeza intensa que perdura en el tiempo, que puede generar apatía, irritabilidad, cansancio, culpa, autopercepción negativa y del futuro, fluctuaciones en el apetito, insomnio, disminución del deseo sexual, etc. Es habitual que la persona depresiva desconozca el motivo de su tristeza ya que suele ser más intensa y duradera en el tiempo.

En la gran mayoría de los casos, lo más efectivo es recibir tratamiento psiquiátrico junto con psicoterapia. Generalmente, como tratamiento farmacológico se utilizan antidepresivos, ansiolíticos, entre otros medicamentos. Con la psicoterapia, el paciente va a recibir confianza, comprensión y apoyo emocional. El objetivo es corregir pensamientos negativos, explicar que puede ser de carácter temporal y así generar superación. Además, se consigue la participación del paciente en el proceso curativo y se enseña a prevenir las posibles recaídas. Es necesario pedir ayuda si uno nota que está perdiendo la calidad de vida y bienestar.

Estando encerrados, los días parecen iguales y es normal irse a dormir con la sensación de que mañana va a ser lo mismo otra vez. Por lo tanto, conviene seguir rutinas que nos ayuden a tener orden y sentirnos ocupados; hacer los días más llevaderos. En concreto, movernos, intentar exponernos al sol, hacer ejercicio, ocio creativo como pintar, leer o bailar y fundamental, mantener contacto diario con familia y amigos. También es importante encontrar espacios para nosotros mismos, desconectarnos y tener nuestro pequeño momento de introspección no pensando en fechas de término sino viviendo el día a día.